Se investiga como delito de odio el vandalismo en una parroquia italiana en Los Ángeles